IMPORTANCIA DE SIEMPRE CALENTAR, ESTIRAR, ENTRENAR, ENFRIAR Y ESTIRAR.

¿Por qué es importante calentar y enfriar? ¿Por qué estirar? Seguramente tendrás dudas de este tema, y más aún cuando estos 3 tipos de ejercicios llevan un orden. Te explicaremos la importancia de cada uno y porque un orden para llevarlos a cabo.

Calentamiento

Su objetivo es conseguir que tu cuerpo alcance un nivel óptimo para que, al iniciar un ejercicio o entrenamiento, logres rendir al máximo y se prevengan posibles lesiones.

Ejemplo: Si vas a correr o trotar, mueve las partes del cuerpo que serán utilizadas de manera descendente; hacer círculos con el cuello, seguir a los hombros, las muñecas, posteriormente a la cadera, rodillas y tobillos.

Hazlo unos segundos por cada parte del cuerpo y comienza a correr de manera ligera 5 o 7 minutos cuando sientas que entraste en calor.

Estiramiento

Es la práctica de ejercicios suaves y mantenidos que prepara los músculos para un mayor esfuerzo y aumenta el rango de movimiento en las articulaciones. Es el alargamiento del músculo más allá de la longitud que tiene en su posición de reposo.

Ejemplo: Ya que entraste en calor, tus músculos están listos para estirarse, así que puedes hacer estiramientos en el cuello, brazos, espalda y los más importantes serán en las piernas ya que vas a trotar o correr. Trata de sostener cada postura de 10 a 15 segundos.

Entrenamiento

Al calentar y estirar elevas tu temperatura corporal, mejoras tu coordinación y la circulación sanguínea. Ahora, ¡ya puedes comenzar a hacer tu rutina de ejercicio!
Correr, nadar, trotar, andar en bici, caminar, jugar fútbol, tenis, basquetbol o lo que más te guste. Recomendamos en niños de 5 a 17 años realizar 60 minutos al día 3 días a la semana y en adultos mayores de 18 años de 150 a 300 minutos a la semana.

Enfriamiento

Es el conjunto de ejercicios que se llevan a efecto con baja intensidad, que se deben de realizar después de un entrenamiento. Son importantes ya que no es recomendable parar el ejercicio de golpe. 

Ejemplo: Baja la intensidad cuando hayas finalizado el entrenamiento, trota más lento hasta que llegues a caminar de manera progresiva. Puedes repetir algún ejercicio de rotación de cuello, hombros, brazos, muñecas, cadera rodillas y tobillos. Trata de hacerlo 10 minutos.

Repetir estiramiento

Pueden ser la misma serie de ejercicios de estiramiento y flexibilidad que se realizaron previos al entrenamiento, o bien otros que ayuden a estirar los músculos trabajados durante el ejercicio. Aquí será importante aguantar y sostener más tiempo en cada postura, de 20 a 30 segundos. Esto te ayudará a quitar tensión de los músculos y recuperarte más rápido.

Importancia

Es importante hacerlo en este orden ya que el calentamiento te brindará una mejor coordinación, relajará los músculos y tendones. Esto será importante al estirar ya que tendrás mayor y mejor movilidad, aumentando tu flexibilidad.

Haz tus ejercicios habituales y sigue con el enfriamiento que te ayudará a normalizar tu respiración y tu frecuencia cardiaca, que se aumentaron durante el entrenamiento.

Continúa con los estiramientos, que te ayudarán a darle al músculo un tiempo de recuperación, aliviará el dolor por el desgaste que hayas tenido y prevendrá posibles lesiones.

¿Interesante no crees? Sigue estas recomendaciones al hacer ejercicio y notarás diferencia con un mejor rendimiento.

 

Consideraciones

Considera que la información aquí presentada se propone para una población general. Si tienes alguna condición particular o deseas saber cómo este contenido se ajusta a tus necesidades, es necesario que consultes a un profesional especialista en Preparación Física y Deportiva, ya que ell@s son l@s expert@s y pueden tratar tu caso de la mejor manera.

 

También te pueden interesar los temas:

 

_________________________________________

_________________________________________

Bibliografía:

 

Leave a reply