VITAMINA K

¿Sabías qué?…  La vitamina K es muy importante para la coagulación de la sangre, además de mantener la salud de nuestros huesos, vasos sanguíneos y corazón. Esto se debe a que algunas funciones de nuestro cuerpo solo funciona correctamente con la presencia de la vitamina.

Dato Curioso: La vitamina K al igual que la vitamina D, vitamina A y vitamina E forman parte de las vitaminas liposolubles; es decir, estas vitaminas se absorben mejor con la presencia de grasa de los alimentos y se almacenan en el tejido graso del cuerpo.

Existen dos formas de vitamina K  que podemos encontrar según sea la fuente, la primera en vegetales de hojas verdes y la segunda la producen las bacterias del intestino, en las carnes y derivados.

¿Qué alimentos son ricos en vitamina K?

Los alimento con un mayor contenido de la vitaminas son el hígado de vaca, té verde, brócoli, espinacas, col rizada, repollo, espárragos, lechugas de hojas verde oscuro, arándanos azules, higos, granos de soja y aceites vegetales.

¿Puedo tener una deficiencia de Vitamina K?

La deficiencia de vitamina K es muy rara, pero pueden presentarla las personas que:

      • Toman algún medicamento que sirva para disminuir la absorción de grasas o colesterol en sangre
      • Las que padecen de alguna enfermedad que le impida absorber los nutrimentos de forma adecuada
      • Se sometieron a alguna cirugía bariátrica o de remoción de intestino
      • La ingesta crónica de antibióticos también puede provocar una deficiencia, ya que exterminan a las bacterias que la producen.

Los síntomas de una deficiencia son la presencia de moretones (hematomas), problemas de sangrado y menor fuerza en nuestros huesos. Algunas veces los síntomas pueden no presentarse debido a que contamos con una reserva de vitamina k en nuestro hígado.

Es importante que a los recién nacidos se les aplique una dosis de vitamina K para evitar una hemorragia y deficiencia. Además, las personas que toman medicamentos anticoagulantes deben tener una ingesta adecuada de la vitamina, para evitar peligrosos sangrados o la formación de coágulos.

Recuerda que una dieta saludable y la actividad física nos ayuda a mantener en buen estado a nuestros huesos y corazón. Añade a tu dieta alimentos ricos en vitamina K.

Considera que la información aquí presentada se propone para una población general. Si tienes alguna condición particular o deseas saber cómo este contenido se ajusta a tus necesidades, es necesario que consultes a un especialista en Nutrición, ya que ellos son los expertos y pueden tratar tu caso de la mejor manera.

_____________________________

REFERENCIA

Datos sobre la vitamina K. (s.f) Recuperado de https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/VitaminK-DatosEnEspanol.pdf

Greer, F. R. (2010, julio) Vitamin K the basics—What’s new?. [archivo PDF] Recuperado de https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0378378210000174?via%3Dihub

Tsugawa, N. y Masataka, S. (2020, junio 27) Vitamin K Nutrition and Bone Health. [archivo PDF] Recuperado de https://www.mdpi.com/2072-6643/12/7/1909 

Wen, L., Chen, J., Duan, L., & Li, S. (2018, febrero 13). Vitamin K‑dependent proteins involved in bone and cardiovascular health (Review) [archivo PDF]. Recuperado de https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29749440/

Higdon, J., Drake, V.J. y Delage, B. (2014). Vitamina K. Oregon State University de https://lpi.oregonstate.edu/es/mic/vitaminas/vitamina-K

Mahan, K.L., y Raymond, J.L. (2017). Apéndice 44. Datos Nutricionales de la vitamina K . Krause Dietoterapia. (pp. 1069-1070). Barcelona, España: Elsevier.

 

Leave a reply