HIPERTENSIÓN

¿Sabías qué? La hipertensión es una enfermedad que afecta a más de 600 millones de personas en el mundo. Además, quienes la padecen tienen mayor riesgo de sufrir un infarto o un derrame cerebral; debido a que su presión arterial se mantiene en niveles mayores a 140/90 mm Hg.

Las personas con hipertensión suelen tener dolores de cabeza constantes, problemas de visión que antes no tenían, dificultad para respirar, sangrados instantáneos por la nariz, dolor de pecho, mareo, falta de memoria, ronquidos, apnea del sueño y molestias a nivel de estómago-intestino.

¿Qué condiciones me ponen en mayor riesgo de padecer hipertensión?

Es normal que conforme vayamos creciendo nuestra presión arterial vaya aumentando; por ello es que esta enfermedad afecta principalmente a los adultos mayores de 65 años. Sin embargo, existe evidencia de que las siguientes circunstancias son factores que nos predisponen a  padecer la enfermedad:

    • Los hombres tienen mayor riesgo que las mujeres.
    • Hábitos poco saludables como el tabaquismo y el consumo excesivo de alcohol.
    • La presencia de otras enfermedades como diabetes, obesidad o quienes tienen altos niveles de colesterol en sangre; es decir, hipercolesterolemia.

La personas diagnosticadas con hipertensión; por su médico de cabecera, y que no se controlan tienen un mayor riesgo de sufrir las siguiente consecuencias:

    • Sufrir un infarto o que el corazón ya no sea capaz de bombear la sangre de forma adecuada.
    • Problemas de visión, causados por el daño provocado en los vasos sanguíneos de la retina.
    • Falla renal, debido a que se dañan los vasos sanguíneos; por lo tanto, el riñón ya no es capaz de filtrar los desechos y el exceso de líquido del cuerpo.
    • Derrame cerebral, ya que las arterias del cerebro se debilitan.
¿Qué puedo hacer para prevenir o mejorar mi condición?

Principalmente, debe realizarse cambios en el estilo de vida, por ejemplo:

    • Disminuir o evitar el consumo de sal, carnes rojas y grasas saturadas.
    • Aumentar el consumo de frutas y verduras
    • Realizar mínimo 30 minutos de actividad física diaria
    • Mantener un peso saludable
    • Evitar el consumo de alcohol y fumar

La hipertensión es una enfermedad que debilita nuestros vasos sanguíneos y arterias; en consecuencia, los órganos se dañan ya que no reciben el oxígeno y los nutrientes de forma adecuada. Por ello, recuerda llevar un estilo de vida saludable y si ya la padeces aún estás a tiempo para mejorar tu calidad de vida.

Aquí puedes encontrar más información acerca del tema

Considera que la información aquí presentada se propone para una población general. Si tienes alguna condición particular o deseas saber cómo este contenido se ajusta a tus necesidades, es necesario que consultes a un especialista en Nutrición, ya que ellos son los expertos y pueden tratar tu caso de la mejor manera.

___________________________________

REFERENCIA

Escott-Stump, S. (2016). Hipertensión. Nutrición, Diagnóstico y Tratamiento. (383-388). Barcelona, España: Wolters Kluwer

Raymond, J.L. y Couch, S.C. (2017). Tratamiento nutricional médico en las enfermedades cardiovasculares. Krause Dietoterapia. (646-680). Barcelona, España: Elsevier.

Leave a reply