ALIMENTACIÓN DURANTE LA ADOLESCENCIA

¿Adolescentes en casa? Alimentarse correctamente durante la adolescencia es clave para potenciar el crecimiento y desarrollo que se vive en esta fase, además, influye de manera importante en el resto de las etapas de la vida, evitando enfermedades y afianzando hábitos saludables.

Recordemos que los adolescentes viven muchos cambios físico-psicosociales y un acelerado crecimiento, por lo que, al crecer más, la cantidad de nutrientes que demandan es mayor; si la ingesta no es adecuada, es muy posible que puedan producirse deficiencias nutricionales.

Por eso un adolescente no debe…
1. Saltarse el desayuno

Ni ningún tiempo de comida: considerando que especialmente en esta etapa la construcción de la imagen personal es un tema delicado y la abundante información a la que se está expuesto por redes sociales, resulta bastante sencillo que se empiecen a seguir dietas o tendencias en la alimentación que pueden resultar nocivas y caer en algún trastorno alimentario. 

¿Requieres ideas? COCINA DESAYUNOS SALUDABLES

2. Consumir bebidas azucaradas de forma regular

Podría desencadenar en obesidad y perpetuarse como un mal hábito hasta la vida adulta. No pasa nada si las consume un día a la semana, siempre y cuando la mayor parte del tiempo no lo sea.

3. Evitar alimentos esenciales para esta etapa

Como la leche, el queso, los cereales integrales, las frutas y verduras, carnes, frijoles y semillas los cuales aportarán calcio, hierro y zinc que son tres minerales importantes durante el desarrollo adolescente.

4. Consumir grandes cantidades de azúcar, o sal

Ya que se relacionan con la aparición de diabetes y presión alta. Es una buena etapa para que experimente con la comida y su paladar se ajuste a una alimentación donde se prefieran otros condimentos como la pimienta, hierbas de olor, comino, etc. y se formen elecciones de comidas más neutrales en cuanto al dulzor.

5. Pasar todo el tiempo en su habitación

La falta de actividad física afectará su crecimiento y su peso. Igualmente, el ejercicio y las actividades deportivas fomentan la recreación, la autoestima y la sana interacción, haciéndolo imprescindible para la vida.

Creen un entorno saludable en su familia, porque aunque es un reto acoplarlo a nuestras vidas ¡sí que vale la pena!

Considera que la información aquí presentada se propone para una población general. Si tienes alguna condición particular o deseas saber cómo este contenido se ajusta a tus necesidades, es necesario que consultes a un especialista en Nutrición, ya que como experto en el tema, podrá tratar tu caso de la mejor manera.

____________________________

Referencias

Palenzuela Paniagua, S.M., Pérez Milena, A., Torres, L.A. Pérula de, Fernández García, J.A., y Maldonado Alconada, J.. (2014). La alimentación en el adolescente. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 37(1), 47-58. https://dx.doi.org/10.4321/S1137-66272014000100006

Martín Aragóna, S. y Marcos, E. (2008). La nutrición del adolescente. Hábitos saludables. Farmacia Profesional, 22(10), 42-47.

Leave a reply