SECUELAS DE LA COVID-19

COVID-19 vino a revolucionar la forma el cómo vivimos y nos cuidamos.

Aquellos que se han enfrentado con la enfermedad y han logrado superarla, ahora deben afrontar las secuelas de la infección, siendo normalmente más graves en aquellos pacientes que requirieron hospitalización.

De acuerdo con CDC, algunos síntomas pueden persistir tras la infección como son la fatiga, la dificultad para respirar, la tos, el dolor en articulaciones, pecho, cabeza y muscular, además de depresión, fiebre y  palpitaciones.

No obstante, existen otros problemas de salud que pueden aparecer después de la infección cómo son:

  • Fibrosis pulmonar, en la que parte del pulmón se cicatriza y por tanto no puede respirar adecuadamente. 
  • Disminución de masa muscular, debido a la baja actividad durante la enfermedad, lo que puede desencadenar más lesiones
  • Pérdida del olfato por varios meses
  • Crisis epilépticas, puede ser causada si el virus llegó a infectar partes del cerebro como las meninges o el encéfalo 
  • Síndrome de Guillain-Barré, donde se presentan dificultades para moverse, falta de coordinación, cambios en ritmo cardíaco, dificultad para hablar, presión arterial alta, entre otros síntomas

Aún hay mucho por investigar, por ello, si padeciste COVID-19 es importante que sigas asistiendo a tus revisiones médicas y ante cualquier síntoma que te preocupe, comentarlo de inmediato con tu profesional de la salud 

Si no te ha dado ¡Enhorabuena! Sigue las medidas sanitarias recomendadas y aprende más sobre como protegerte en las siguientes ligas:

 

Considera que la información aquí presentada se propone para una población general. Si tienes alguna condición particular o deseas saber cómo este contenido se ajusta a tus necesidades, es necesario que consultes a un especialista en Nutrición, ya que como experto en el tema, podrá tratar tu caso de la mejor manera.

____________________

Referencias

Leave a reply